Gracias Madre Mía por tantos favores recibidos a lo largo de este año que esta por terminar,

 por la salud, por la enfermedad, por la compañía, por la soledad,

por mi familia, por mis amigos, por la gente que no ayuda pero si critica…

Gracias por el trabajo y también por el cansancio,

por cubrirme con tu manto en los peligros en que me he encontrado.

Gracias por enviarme a mi ángel con botas de quien he aprendido

y sigo aprendiendo mucho…Corazón rojo