La Navidad, fiesta mas vieja del mundo cristiano, debe a México más de un motivo de regocijo, más de un motivo de lucimiento, dondequiera que se celebre el advenimiento de Cristo a este mundo. La Navidad debe a México:
EL PAVO, GUAJOLOTE O Meleagris mexicano, como se llama cientificamente, se debe a México; antes de Cortés, el mundo ignoraba la existencia de ese bípedo; los vasallos de Moctezuma lo descubrieron un día, en estado salvaje en las selvas vírgenes de Anáhuac y ofrendaron el descubrimiento al monarca, como cosa digna de dioses y de las tierras de Moctezuma el Magnífico, propagándose de ahi la exquisita vianda como única digna de celebrar la fiesta de Dios. Sin el “hueyxólotl” de los aztecas, la navidad cristiana parecería a muchos desabrida, insípida.
LA FLOR DE NAVIDAD O NOCHEBUENA, originaria de México y que solamente se produce en invierno, rara por su forma y peculiaridades, se ha extendido por todo el mundo como simbolo de Navidad, figurando en todas las alegorías, en todos los adornos, en todos los obsequios, en todas las tarjetas. Los aztecas la conocieron como una de tantas plantas de ornato; los mexicanos de la época colonial notaron que solamente florecía en diciembre, y el espíritu religioso de los mestizos comenzó a engalanar los “nacimientos” con aquella flor. Poco después en la época independiente vino a México Mr. Joel Poinsset, norteamericano aficionado a la botánica, quien clasifico la flor, la trasplantó a EEUU y la dio a conocer al mundo entero como Flor de Navidad.
LOS CHOCOLATES, casi tan indispensables como el pavo son los bombones, turrones, confites, pasteles, postres, budines, etc. en que entra como elemento principal el chocolate. Las famosas cestas de Nochebuena no salen de ningún almacén, de ningún centro comercial, sin el imprescindible chocolate ya sea dulce, amargo, con leche o sin ella, con pasas, con almendras, etc. ¿Y dónde se inventó el chocolate si no en México?¿Y de dónde lo llevaron los españoles a Europa si no del Anáhuac?
LOS CACAHUATES, puede haber noches de Navidad sin pavo, sin flor de Nochebuena, sin chocolate, pero ¿sin cacahuates? ¡imposible! sabroso y nutritivo fruto cuya popularidad se ha extendido, se venden crudos tostados, quemados, garapiñados, en confites, en turrón, en cajeta, con sal, con chile, con miel…por las vitaminas y calorías que contienen, son alimento ideal para el invierno…con los cacahuates se llenan piñatas, se condimenta la ensalada de Nochebuena y se reparten en las posadas.
LA PARAFINA (VELAS, CERAS), no tan popular como los cacahuates, pero si más necesaria para las fiestas de Navidad es la parafina. En las tarjetas de Navidad aparecen casi siempre flores de Nochebuena alternando con velas de parafina. Antes de la parafina, las velas se hacían con estearina, grasa extraída de las ballenas, pero resultaban muy caras por lo que eran exclusivas en banquetes de ricos, después se hicieron con sebo, pero cuando en México hubo auge petrolero se descubrió la parafina que en forma de velas es tan blanca como las de estearina e igual de luminosa.
¿Se puede concebir la celebración de la Navidad sin el pavo, la flor de nochebuena, los chocolates, los cacahuates o la parafina?…
Dic. de 2007
About these ads